El sedentarismo en los españoles aumenta la tasa de obesidad

La población adulta española ingiere una media de 2.500 calorías diarias, lo que supone 250 menos que lo que consumía hace dos décadas. A pesar de ello, la tasa de obesidad ha subido del 17% al 21%, probablemente, según los expertos, debido a un estilo de vida más sedentario y al abuso de bebidas refrescantes azucaradas, incluidas las light, también perjudiciales.

Sin embargo, al contrario de lo que cabría esperar, la población nacional menor de 60 años presenta una mortalidad cardiovascular inferior a la de otros países del entorno, un fenómeno que los investigadores asocian en parte al hecho de que los españoles, sobre todo las mujeres, presentan una tasa superior de colesterol HLD, el bueno, cuyo efecto cardioprotector es conocido. Estos datos provienen del estudio DRECE (Dieta y Riesgo de Enfermedades Cardiovasculares en España).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario